fbpx

Cosas por hacer en primavera en Menorca

La primavera, de por sí, nos trae un ambiente cálido y vibrante, donde disfrutar del colorido con el que se viste la naturaleza. Ahora, desde una isla como Menorca, se magnifica la experiencia, de hecho, si bien este destino se asocia mayormente con las vacaciones de verano, en otras épocas del año se puede gozar de las tranquilas y, particularmente en la primavera en Menorca, los verdes paisajes. Por supuesto, hay una variedad de actividades para realizar, así como capturar fotografías únicas.

Un paseo muy particular

Menorca posee una variedad de pueblos magníficos tanto en la costa como su interior, los cuales son de pocas dimensiones y, por tanto, es un paseo llevadero. Esta ruta puede hacerse directamente en coche y entre los caseríos más importantes y atractivos se encuentra Alaior, con sus edificaciones tradicionales y degustación de quesos y embutidos; Castell, el cual tiene un aire militar por estructuras como los fuertes y Fornells, pueblo de la costa donde deleitarse con la caldereta de langosta.

Adéntrate en playas ocultas

Si bien esto puede parecer más veraniego, durante la primavera en Menorca visitar sus múltiples playas resultan mucho más tranquilas pues la afluencia de visitantes es menor. Las costas más famosas con la Cala en Forcat, Son Xoriguer y Sant Lluís. Particularmente, las playas de la Vall son ideales para días en familia pues sus aguas son calidas y es posible toparse con las tortugas que allí se encuentran.

Revive la historia en la Ciutadella

Ciutadella es, sin duda, el rincón más llamativo de la isla, la misma constituye un patrimonio por su caso histórico, donde pueden visitarse lugares como el castillo de San Nicolás, construido en el siglo XVIII para brindar protección a la zona de los ataques recurrentes de piratas. Sumado a esto, en la primavera en Menorca puede vivirse el ambiente agradable de la Plaza Borne y la Plaza de Ses Voltesu, además de una excelente gastronomía.

El enigmático Camí de Cavalls

La actividad más popular y recomendada en la isla es aventurarse en la ruta senderista, la cual se realiza por todo el perímetro de la península; la misma tiene su origen en los años 1330, cuando el rey Jaume II realizó su defensa a caballo. El camino se divide en 20 secciones, estando correctamente señalizado y además, con exuberante belleza natural. La excursión recorre las calas más populares y aquellas más recónditas. Difruta con el Alquiler moto Menorca


Cerrar
Arriba