Compra o renting de motos para tu negocio, ¿qué opción escoger?

Compra o renting de motos para tu negocio,¿qué opción escoger?

¿Tienes un restaurante o una empresa de delivery y no sabes si es mejor opción para tu negocio comprar o alquilar una motocicleta? En RideOn te ayudamos a decantar la balanza con cifras, gracias a la exposición de varios ejemplos reales.
Al finalizar el post entenderás por qué el renting se ha convertido en la revolución de las dos ruedas para muchas empresas. Y por qué ha llegado para quedarse. ¿Al lío?

¿Qué es el renting de motos? Ventajas

Antes de empezar con el análisis económico es importante que tengas claro qué significa el concepto de renting. Se trata del alquiler de una motocicleta a largo plazo a cambio de una cuota mensual. Normalmente esta tarifa incluye el mantenimiento, seguro obligatorio, asistencia en carretera, así como la sustitución de neumáticos.
Estas son las principales ventajas del renting de motos:
• No hay gastos añadidos ni comisiones.
• No padeces la depreciación de la moto.
• Ahorras tiempo en burocracia y demás “papeleo”.
• No tienes la obligación de quedarte con el vehículo una vez ha finalizado el contrato.
• Ventajas fiscales para las empresas, que pueden deducirse hasta el 100% en el Impuesto de Sociedades.

Compra vs. renting de motos

Tal y como te explicamos en nuestro vídeo “Compra vs. alquiler”, el renting de moto o alquiler de moto es una muy buena opción a largo plazo. Te permite disponer de una moto con todo lo que necesitas, sin dolores de cabeza, ni cuotas ocultas. En definitiva, siempre preparada para el día a día.

Ejemplo 1. Si compras una moto nueva
Imagina que vas a comprarte una moto scooter para tu negocio y su precio ronda los 2.000 €. A esta tarifa hay que sumarle los siguientes gastos:
• 150 € de matriculación
• 60 € de casco
• 200 € de seguro
• 9 € de matrícula
• 180 € caja de reparto
También deberás tener presente el precio de las revisiones:
• 90 € de la primera
• 120 € de la segunda
• 260 € de la tercera
• 260 € de la cuarta
En resumen, efectuarás un desembolso inicial de unos 2.590€ y en los primeros 18 meses llegarás a un gasto aproximado de unos 3.400 €. Quédate con la cifra.

Ejemplo 2. Si compras una moto de segunda mano
Ahora suponte que compras una moto con las mismas características que el ejemplo anterior, pero de segunda mano. Después de 20.000 kilómetros y casi 2 años habrá perdido casi un 50% de valor. Es decir, que si tenías una moto de 2.000 €, tras un par de años podrás venderla por 1.000 €. Tal cual.

Ejemplo 3. Si te decantas por el renting de motos
En RideOn, una motocicleta equivalente a la simulación anterior, con 900 kilómetros mensuales, tiene un precio de 119 € + IVA al mes. El desembolso inicial será de 344€. Por lo tanto, a lo largo de todo el año habrás gastado un total de 1.428 € en el alquiler de la moto. ¡Ah! No olvides que podrás deducirte el 25%, que equivalen a 357 €, resultando la cifra en 1.071 € al año. Es decir, que acabarás pagando 89 €/mes por tu moto.

Con estas tres casuísticas, en RideOn esperamos haberte ayudado a comprender por qué sale mucho más rentable alquilar una moto que comprarla, especialmente en el caso de las empresas. Haz números.


Cerrar
Arriba