fbpx

Campaña de multas a motos mal aparcadas en aceras de Barcelona

Barcelona es una de las metrópolis con más motos y vehículos de dos ruedas en Europa, debido a esto, la ciudad ha implementado medidas para garantizar que sea una zona transitable para el transeúnte, asegurando un espacio libre y la movilidad para todo el mundo.

Y no es de sorprender que exista cierto caos, en especial por la proliferación de motos que se evidencian circulando por la ciudad, de hecho, para el 2018 se registraron un poco más de 637 mil motocicletas en toda la provincia; ya en el 2020 esa cifra ha ido en aumento.

El alquiler de motos en Barcelona ha intentado disminuir un poco la problemática, en especial como proveedores de servicios, ya que al momento de la renta del vehículo se le especifica al usuario todas las normativas vigentes, se le consulta el conocimiento sobre la conducción y se le recuerda cuáles son los espacios de aparcamiento recomendados.

De esa forma, se busca disminuir el riesgo de incidentes relacionados con multas por motos mal aparcadas y al mismo tiempo, se busca asegurar las motos que puedan ser sustraídas de forma ilegal por estar en espacios pocos convencionales o aceras.

Antecedentes de motos mal aparcadas

El problema de las motos mal aparcadas no es algo de este año en Barcelona, para el año 2017 se inició una campaña para los motoristas que no estaban respetando las normativas vigentes de estacionamiento público y dicha campaña, se separaba en dos partes, la primera era informativa y la segunda parte era sancionatoria.

Sin embargo, esto sigue sin cumplirse y ya en el 2020, el asunto ha cobrado más importancia por la cantidad de vehículos que siguen estacionando de forma incorrecta, abarcando el espacio completo de los peatones y aumentando el riesgo de atropellamientos cuando estos deciden caminar por las carreteras por no tener espacios en las aceras.

Campaña de multas a motos mal aparcadas

Esta campaña de multas a motos mal aparcadas surge como mencionamos, como una medida que busca asegurar una convivencia sana entre los conductores y los viandantes.

Con la nueva normativa regulada en el artículo 40 de la Ordenanza de Vehículos y Peatones, la capital catalana busca definir los espacios en los que las motos sí pueden aparcar y establece las indicaciones según dicha normativa municipal.

Sin embargo, con más de 637mil motocicletas registradas en el territorio catalán, el consistorio barcelonés no dispone de plazas de estacionamiento para tantos vehículos.

Este consistorio cuenta con un poco más de 70.000 plazas, siendo insuficiente, aun cuando está siendo compensado con la oportunidad de aparcar en las aceras (aproximadamente 105mil espacios peatonales permitidos por normativa y sin contar con los aparcamientos subterráneos).

Acción intensificada en ciertos barrios y zonas

Esta campaña se implementará en 10 distritos de Barcelona, pero con especial atención en el barrio de la Vila de Gràcia.

Ya que es en este barrio donde se evidencia el mayor índice de aparcamientos irregulares de motos y ciclomotores en la acera, ocasionando importantes incidentes en la movilidad de los caminantes.

Del mismo modo, las zonas con muchas escuelas y que poseen altos índices de contaminación como Travessera de Gràcia, también tendrán especial atención por parte de tránsito.

También, se han seleccionado 10 áreas de la ciudad (una por cada distrito) en las que se prioriza la actuación intensiva debido al incumplimiento reiterado de las regulaciones de tránsito en el tema del estacionamiento.

Estos mal llamados “puntos negros” son los siguientes: calle Girona (Eixample), Borí i Fontestà-Can Ràbia (Sarrià-Sant Gervasi), venida Francesc Cambó (Ciutat Vella), plaza Joan Peiró (Sants-Montjuïc), Sabino Arana-Gran Via Carles III (Les Corts), Font d’en Fargues-Passeig Maragall (Horta-Guinardó), Plaça del Nord (Gràcia), Fabra i Puig-Teide (Nou Barris), Neopàtria (Sant Andreu) y Bolívia (Sant Martí).

Fases de la campaña

Como otras realizadas en el pasado, esta campaña cuenta con cuenta con tres fases, la primera siendo completamente informativa en la que se comenta al infractor cuáles son las nuevas normativas y qué debe hacer, la segunda fase comprende el periodo de avisos en la que se notifica directamente al conductor que tiene su moto mal estacionada y la tercera fase, incluye las medidas de sanciones y retirada de vehículos de dos ruedas que se encuentran mal aparcados.

Para el alquiler de motos, es imprescindible que se tomen en cuenta esta nueva normativa en Barcelona, ya que el llamado de atención o retención de la moto por parte de la municipalidad por parte de esta nueva campaña de multas a motos mal aparcadas en aceras de la capital catalana en 2020, podría acarrearle un costo adicional innecesario de haberse prevenido la acción.

Top