fbpx

Ferreries, tierra de valles, montañas y playas únicas

Ferreries, tierra de valles, montañas y playas únicas

Ferreries está en el centro de Menorca, colindante con Ciutadella, Es Migjorn Gran y Es Mercadal. Con un relieve accidentado de valles, montañas y barrancos, lo convierten en uno de los paisajes naturales más bellos de la Isla y en uno de los entornos en los que más vamos a disfrutar de conducir nuestra moto de alquiler en Menorca.
El pueblo se encuentra en un valle rodeado de montañas y es realmente peculiar con todos sus edificios y construcciones en blanco, destacando este pequeño entramado urbano sobre el manto verde de la exhubertante vegetación que cubre todo el término.
El actual casco histórico de Ferreries se caracteriza por la belleza de sus callejuelas y sus entrañables rincones, como el Pla de l’Esglèsia, el Carreró des Pont, la Plaça de la Peixateria, el Carrer de Dalt o el Carrer de Sant Joan.
También cabe destacar el conjunto arquitectónico de la iglesia de Sant Bartomeu, las casas consistoriales, las antigua escuela nacional o la Casa de ses Voltes.
Cala Galdana también forma parte de este bello municipio, y las famosas calas vírgenes Cala Mitjana y Cala Mitjaneta. Todas ellas en el litoral Sur de Menorca.
Pero Ferreries también disfruta de un pequeño tramo de costa norte, con la cala Els Alocs como máximo exponente, en un paisaje único enmarcado en la Reserva Marina de la Costa Norte de Menorca.
También esconde los barrancos más espectaculares de Menorca, Algendar, Trebalúger y Son Fideu, con peñascos de hasta 100 metros de altura que desembocan en las playas del Sur.
La riqueza de Ferreries se encuentra en sus zonas rurales. Cuenta con una tierra muy fértil y una gran tradición agraria por lo que ha sido lugar de establecimiento de muchas comunidades a lo largo de su historia.
En todo el término encontramos una quincena de yacimientos talayóticos, la mayoría en el sur, entre el Barranc d’Algendar y el Barranc de Son Fideu. Y de entre todos ellos, destacan el Poblado de Son Mercer de Baix y la necrópolis de la Cova des Pas. Aunque sin duda el vestigio más importante es el Castillo de Santa Águeda, de época musulmana.
Además de estos importantes yacimientos, también encontramos decenas de casas de campo repletas de historia, como Son Triay, Son Mercer de Dalt, Hort de Sant Patrici o Binissuès, dónde hoy se ubica el Museo de Ciencias Naturales de Menorca.

Top